Make your own free website on Tripod.com
Litos
Madrid Spain, CIF=B81492597, Depósito Legal=M13456-1.992, España
El basalto, piedra semi-ornamental brasileña

Akihisa Motoki*; Lóris Lodir Zucco**; Thais Vargas*
*) Departamento de Mineralogia e Petrologia Ígnea, Universidade do Estado do Rio de Janeiro e-mail: amotoki@yahoo.com **) Colégio Técnico da Universidade Federal Rural do Rio de Janeiro

Basalto es el nombre comercial de una familia de rocas volcánicas que sólo se da en una región específica del sur de Brasil, en el Estado de Río Grande do Sul y Santa Catalina. Tienen una amplia aplicación en la construcción civil, en especial para uso ornamental, en suelos, paredes y pavimentos.

En Brasil, las piedras que se emplean en la construcción se dividen en dos categorías: las llamadas "piedras ornamentales", que se usan con la superficie pulida, como el granito y el mármol; y las llamadas "piedras semi-ornamentales, que se emplean sin pulir, como la pizarra. En este sentido, el basalto se clasifica como un grupo especial dentro de las piedras semi-ornamentales.

El gobierno federal de Brasil y otros gobiernos estatales han reconocido las piedras ornamentales como una parte de los recursos subterráneos naturales, así que han publicado catálogos a todo color sobre las piedras ornamentales dirigidos a estimular su producción. En comparación con las piedras ornamentales, las semi-ornamentales no eran tan atractivas y eran menos conocidas. Entre las piedras semi-ornamentales, la pizarra ha sido usada tradicionalmente en la industria brasileña de la construcción. Recientemente, unos tipos especiales de gneiss están aumentando su producción y consumo. A pesar de la extensa aplicación en la construcción y su gran importancia económica, las piedras semi-ornamentales están todavía poco evaluadas. En especial el basalto, que es una piedra específica y regional, y por ello poco conocida incluso dentro del territorio brasileño. Este artículo nos introduce en el marco geológico, en la explotación minera, los usos comunes, las aplicaciones ornamentales y el uso artístico del basalto.

En el Estado de Rio Grande do Sul, en el sur de Brasil, hay depósitos riolíticos volcánicos del Cretácico temprano que se caracterizan por tener un alto grado de soldadura y un flujo secundario desarrollado extremamente. Están situados generalmente por encima del basalto del cretácico temprano Parana Flood (alrededor de 125 Ma), pero a veces se intercala flujo de lava basáltica entre sus capas frías. El espesor total del flujo de depósitos piroclásticos es de cerca de 350 m en la región de la costa atlántica, pero se vuelve más fina en el oeste, y finalmente desaparece en la región interior del continente Sudamericano. El centro de erupción se supone que estuvo presente en Namibia, en el oeste de África. Se han reconocido al menos cinco de las capas frías de los depósitos de flujo volcánico y cada una es menor de 50 m.

El aspecto de esta piedra y sus utilidades como material de construcción son muy variables dentro de la capa de enfriamiento según el nivel de la misma (Fig. 1). La parte de la base de la unidad de enfriamiento se compone de obsidiana cristalina. En esta parte, las rocas son físicamente quebradizas, y las fracturas verticales son frecuentes. Por lo tanto, las rocas no son apropiadas como material de construcción noble ni como grava para carreteras. Sin embargo, debido a su color negro oscuro (Claridad = 18, tras una evaluación cuantitativa del color de la roca de Moloki), se usan en la construcción de muros multicolores así como en pavimentos decorativos (Fig. 2). La parte media-superior de la capa de enfriamiento es de gris oscuro (Claridad = 45) y mecánicamente dura y sólida. En algunas zonas, hay un alto desarrollo sub-horizontal paralelo a las fracturas originado probablemente del segundo flujo de la tufa soldada. Esta parte es útil para la explotación de la roca como material de construcción, y muchas canteras se dedican a ello. Los materiales denominados comercialmente basalto corresponden a piedras de este nivel. A causa de la meteorología y la consecuente descomposición del hierro, una parte de la roca aparece coloreada desde amarillo claro a rojo oscuro. Estas piedras tienen un uso semi-ornamental (Fig. 2). Sin embargo, en muchos lugares donde la mencionada fractura sub-horizontal ha tenido un desarrollo menor, estas piedras tienen menos usos como rocas semi-ornamentales. Por lo tanto, esas rocas se comprimen para hacer grava de gran calidad. En el nivel más alto de la unidad de enfriamiento, las rocas tienen un color más oscuro y mecánicamente son menos resistentes. Éstas se extraen para producir una grava de menor calidad.

Antes del siglo XX, el basalto se extraía y empleaba sólo en bloques, como muros de separación de terrenos. Entrando en el siglo XX, comenzaron sus aplicaciones en la minería comercial y la ingeniería civil, por ejemplo en la pavimentación de las calles de las ciudades y en la construcción de muros. La ciudad de Nova Prata en el Estado de Río Grande do Sul, es el centro de producción del basalto. En la actualidad, Nova Prata y otros 16 municipios vecinos tienen funcionando más de 400 canteras de basalto. Muchas de ellas son pequeños negocios familiares, pero al menos una docena son empresas grandes.

Las piedras ornamentales, como el granito y el mármol, se extraen de las canteras en bloques usando hilo diamantado para el corte, después se cortan en láminas de 2 cm de espesor para hacer tablas pulidas en fábricas grandes. Sin embargo, en el caso del basalto los procesos de extracción y de elaboración son completamente diferentes. En el nivel en el que las fracturas paralelas horizontales están bien desarrolladas, las rocas son mecánicamente firmes, pero no tan fuertes como el granito. Por lo tanto, se pueden cortar manualmente de forma fácil usando un cincel y un martillo (Fig. 3). No hacen falta taladros ni útiles diamantados para el corte.

Según el intervalo de las fracturas paralelas sub-horizontales, se extraen de las canteras tres tipos diferentes de productos comerciales. Donde el intervalo de la fractura paralela es cercano, de 5 a 10 cm, las rocas se cortan para hacer tablas cuadradas para el suelo (40 x 60 x 6 cm), llamadas localmente "laje" (Fig. 4). Las piedras para el suelo son el producto más importante del basalto y se aplican principalmente en suelos interiores en edificios y en pavimentos de calles en las ciudades (Fig. 5). A veces se ven en las ciudades de esta región pavimentos hechos de tablas de basalto con una configuración decorativa.

En el nivel en el que el intervalo de fractura es más ancho, de 10 a 15 cm, lo que se produce son piedras para pavimentar de 10 x 10 x 20 cm denominadas localmente "paralelepípedo". Éstas, de hecho, se consideran un producto menos noble que las tablas anteriores y se usan para pavimentos no-ornamentales en carreteras (Fig. 6). Donde el intervalo de fractura es mayor aún, más de 15 cm, se producen piedras llamadas localmente "alicerce" (18 x 25 x 50 cm). En todos los casos el intervalo de fractura sub-horizontal es un factor fundamental para los trabajos de cantería.

Durante los mencionados trabajos de cantería, se produce un gran número de pedacitos de piedra irregulares. Algunos de estos fragmentos son suficientemente grandes; en ese caso, se emplean en un tipo especial de pavimento para las calles (Fig. 7). Los fragmentos más pequeños se comprimen y se emplean como grava para la construcción.

Algunas de las rocas extraídas de las canteras son susceptibles de refinarse con corte manual en pequeñas fábricas para hacer piezas de corte a medida de muy alta calidad para suelos y paredes. Unas pocas fábricas las cortan con máquinas para obtener planchas de 2,5 cm de espesor. Estos productos se suelen usar en suelos y escaleras con una superficie resinada, llamados popularmente pinturas barnizadas (Fig. 8).

El color habitual del basalto es el gris oscuro, aunque en raras ocasiones puede aparecer ligeramente coloreado de amarillo, rosa, verde, azul, púrpura, etc. El grado de color de estas rocas es muy bajo (40< Saturación <60), por lo que se clasifican dentro de "las rocas levemente coloreadas".

Algunos constructores civiles de Nova Prata las emplean para hacer bellas y peculiares paredes de mosaicos coloreados (Fig. 9). En un caso especial, el basalto se usa en la construcción de depósitos de maduración para el vino, denominados "cantinas" (Fig. 10). Este castillo de piedra mantiene una temperatura baja constante y un ambiente muy húmedo del depósito subterráneo de vino durante todas las estaciones del año.

En relación con el uso como material de construcción, el basalto tiene algunas aplicaciones artísticas. En Nova Prata muchos monumentos de la ciudad están hechos de basalto. Objetos de decoración como mesas y sillas (Fig. 11), y pequeños objetos como portalápices y ceniceros, son materiales característicos de la región. Uno de productos especiales son las pinturas en roca de pseudofósiles (Fig. 12). El agua subterránea penetra a lo largo de las incipientes fracturas del basalto diseminando óxidos e hidróxidos de hierro y manganeso en dichas fracturas. Cuando la fractura de la roca se abre con un golpe de martillo, aparece una pintura parecida a una imagen artística natural.